frutos secos

Frutos secos

Los frutos secos son llamados así porque todos tienen una característica en común: en su composición natural  tienen menos de un 50 % de agua. No se deben confundir con los productos provenientes de frutas desecadas.

La parte aprovechable no es el fruto en sí, sino la semilla.

Los frutos secos son alimentos muy energéticos, ricos en grasas, en proteínas, así como en oligoelementos.

Según el tipo de fruto seco, también pueden aportar buenas cantidades de vitaminas  o ácidos grasos omega 3.

Se suelen emplear mucho en gastronomía, suele ser en ensaladas donde acompañan a las verduras y los aperitivos que se sirven en algunos lugares. Los potajes de la cocina persa y los aromáticos postres de la cocina árabe.

Algunos de los aromas se pueden apreciar en los vinos blancos y tintos no provienen de la adición de estos frutos al vino, sino a la maduración que ha logrado el sabor.

Mostrando los 8 resultados